Inicio/Comunicación y Colaboración

COMUNICACIÓN Y COLABORACIÓN

Programas para mejorar la empatía y las relaciones

COMUNICACIÓN EN PATALLA

Comunicación en pantalla

Workshop online de una hora con Catalina Pons, especialista en comunicación interpersonal.

El objetivo es facilitarte la información clave de las características de la comunicación online para convertir las videoconferencias en una experiencia comunicativa eficaz y agradable.

Particulares
Empresa

DESSARROLLA TU EMPATÍA

Desarrolla tu empatía, encajada de manos

Un workshop online para desarrollar empatía en dos sesiones de una hora en dos semanas consecutivas.

Las personas empáticas tienen un interés genuino por los otros, escuchan más que hablan, preguntan, consiguen sintonizar, involucrar e influir con el objetivo de establecer relaciones constructivas y positivas, basadas en la confianza.

Particulares
Empresa

COMO HABLAS EN PÚBLICO

Cómo hablas en público

Workshop online. Una sesión de una hora con Catalina Pons, profesora de Leadership Communication en ESADE Exectuive Education.

Catalina Pons, es experta en comunicación no verbal enfocada a ventas y liderazgo, autora del libro de ensayo Comunicación No Verbal, Editorial Kairós, ha diseñado una metodología propia de Training&Coaching para mejorar las habilidades de comunicación interpersonal con la que ha entrenado a cientos de profesionales.

Particulares
Empresa

CONECTA Y CONVENCE

Conecta y convence

Workshop online de cuatro sesiones de una hora en cuatro semanas consecutivas.
Aprenderás a conectar con los demás, a escucharlos, a identificar y entender sus emociones, comprenderás las claves de la empatía, como generar rapport con tus interlocutores, potenciar tu capacidad de conectar, involucrar e influir a los demás para desarrollar relaciones constructivas.

Particulares
Empresa

La empatía es el atributo más importante en la vida del hombre y es esencial para lograr el éxito de toda organización empresarial.

Tom Peters

Empatía

Desde el punto de vista neurológico la empatía es el fundamento de las interacciones con los demás y de la construcción de relaciones.

Somos seres sociales, nuestro cerebro está programado para conectar con los demás y relacionarse, los líderes empáticos tienen un interés genuino por los otros, escuchan más que hablan, preguntan, conectan con sus interlocutores, concentran toda su atención en los demás. Solo estando conscientemente focalizado en el otro, dedicando tiempo a comprender sus sentimientos y su punto de vista, se consigue conectar, comprender y colaborar. El cerebro activa varios sistemas neuronales produciendo la secreción de diferentes neurotransmisores para facilitar las interacciones sociales empáticas, de forma que incrementa la vinculación, la confianza y la cooperación entre las personas y equipos. La empatía actúa como el pegamento para la inteligencia colectiva del equipo.

Empatía emocional

La empatía emocional es la capacidad de sentir lo que está sintiendo la otra persona, en cambio, la empatía cognitiva es hacer el esfuerzo de comprender el problema o la situación desde el punto de vista del otro, requiere un esfuerzo cognitivo.

La capacidad la percibir los sentimientos de los demás, la empatía emocional, esta habilidad instintiva e inmediata de sentir lo que otra persona está sintiendo ha sido ampliamente investigada y se atribuye a las neuronas espejo, uno de los descubrimientos más importantes de la neurociencia. Cuando observas a alguien, tu cerebro imita las emociones de la otra persona, aunque no te muevas y no hagas los mismos gestos, mentalmente tus neuronas espejo lo están haciendo, si por ejemplo tu interlocutor sonríe, aunque tu no sonrías, tus neuronas espejo provocan la activación de tus áreas cerebrales de la alegría y te hacen sentir la emoción positiva, realmente sentimos la emoción y es la raíz de la comunicación interpersonal y de las relaciones.

Este fenómeno se produce a nivel no consciente, es como un wifi neuronal que conecta nuestros cerebros y que explica en gran parte el contagio de emociones, las neuronas espejo captan la información emocional que transmite la comunicación no verbal, se activan con las expresiones faciales de las emociones que reflejamos en nuestro rostro de forma involuntaria e inconsciente.

Un ejemplo práctico

David es el líder de un equipo con muy buenos resultados, es un líder empático que habitualmente escucha y sintoniza con los miembros de su equipo. Sin embargo, la situación creada por la pandemia, lo ha estresado y tiene miedo a que la central de la compañía decida reducir la plantilla sin tener en cuenta los buenos resultados de su equipo. En estas circunstancias empieza la reunión mensual con el equipo, son 13 personas, lleva meses liderando en remoto y aunque le encanta la tecnología añora las reuniones presenciales, le resulta más fácil comunicarse en persona que en remoto. Tras una espera de cuatro minutos por diferentes problemas con las conexiones, ya están todos en la reunión aprovechando para charlar entre ellos, respira hondo y les pide silencio para iniciar la reunión, para su sorpresa uno del equipo interviene para decir que habían acordado mantener unos minutos de conversación informal antes de cada reunión. David se pone nervioso, efectivamente en ese momento lo había olvidado, pide disculpas educadamente y continúa, si bien, ese nerviosismo ha provocado una microexpresión de disgusto y otra de enfado,las neuronas espejo del equipo lo captan y se produce el contagio emocional. Aunque David esté tratando de comunicar con normalidad, el estrés lo ha traicionado, de tener confianza, hubiese podido decir que se había olvidado, un buen líder no es perfecto. Las emociones negativas provocan una cascada de hormonas que tarda horas en desaparecer y empeora el rendimiento de todos.

Habitualmente, David es empático y trasmite emociones positivas, que también se contagian, pero nadie puede fingir a este nivel, si se ha enfadado consigo mismo por el olvido, su comunicación no verbal lo expresará.

Empatía cognitiva

La empatía cognitiva es la comprensión intelectual o cognitiva de la mente del otro, la capacidad de razonar sobre la mente de otra persona, en lugar de sentir lo que está sintiendo, activa otras áreas cerebrales, mejora la integración de la información desde una perspectiva diferente. En ciertas situaciones comprender al otro puede ser más valioso que simplemente sentir lo que sienten.

La empatía cognitiva es una consecuencia de la autoconciencia. Los circuitos ejecutivos que nos permiten pensar sobre nuestros propios pensamientos y monitorear los sentimientos que fluyen de ellos nos facultan para aplicar el mismo razonamiento a las mentes de otras personas.

Los líderes que consiguen esta sintonía emocional y sintonía cognitiva con sus equipos tienen mejores resultados en el compromiso de las personas, generan un clima de confianza consiguiendo mejores resultados, satisfacción del equipo, bienestar y salud.

Hay personas más empáticas que otras de natural, si bien la empatía se puede desarrollar entrenando.

Empatía y comunicación no verbal

Una condición indispensable para desarrollar la empatía, tanto la cognitiva como la emocional, es identificar los mensajes emocionales que transmite la comunicación no verbal, especialmente la expresión facial.

Desarrollar esta competencia requiere la actitud de estar interesado en lo que piensan y sienten los demás, aprender a escuchar activamente,  tanto lo que dicen las palabras como la comunicación no verbal para comprenderlos mejor y conectar con ellos.

La comunicación no verbal transmite el 93% de la información emocional de forma automática, involuntarias y no consciente.

La cara nos ofrece la mejor ventana a la vida emocional de los demás, a diferencia de la comunicación verbal la cara es un sistema universal de señales que reflejan las fluctuaciones momento a momento en el estado emocional de una persona. Reflejamos en el rostro nuestras emociones de forma involuntaria e inconsciente, incluso cuando intentamos reprimirlas aparecen las micro expresiones y nos delatan mostrando lo que realmente estamos sintiendo, nadie puede ocultarlas. Al mejorar tu capacidad de reconocer cómo se sienten las personas, desarrollas tu capacidad de empatía y te ayuda a comprender mejor a los demás.

Cultura colaborativa en las organizaciones

Las organizaciones con una cultura empática, inclusiva, generan un clima de confianza que potencia la colaboración consiguiendo mejores resultados, satisfacción del equipo, bienestar y salud. Por el contrario las culturas organizativas basadas en el miedo, desmotivan, perjudican las capacidades cognitivas y empeoran los resultados. Cuando una persona no se siente parte del grupo, a nivel cerebral se produce el equivalente a estar sufriendo un dolor físico e incluso tiene una duración mayor, dificultando incluso la toma de decisiones.

La investigación en neurociencia muestra que se puede generar una cultura de confianza, a través de ocho comportamientos que estimulan la producción de oxitocina, el neurotransmisor cerebral que facilita el trabajo en equipo.